Cajaviva

Logo ruralvía

 Español
Buscador
Mapa Web

Convenio entre Fundación Caja Rural Burgos y Fundación Atapuerca04/07/2017

Tras la firma de renovación del acuerdo que desde hace 8 años vienen firmando Fundación Atapuerca y Fundación Caja Rural Burgos, Ramón Sobremonte expresó que uno de los grandes méritos de la Fundación Atapuerca  es que consigue no solo retener, sino también atraer talento a Burgos, convirtiéndola en destino de investigadores de primer orden, como todos los que conforman el equipo de Atapuerca, o como Jaime Lira, la persona que este año, recibe la beca de 14.000 euros que aporta el acuerdo firmado hoy  cuya trabajo desarrolla bajo la dirección de Juan Luis Arsuaga.

Precisamente Juan Luis Arsuaga ha destacado la importancia del apoyo económico para la investigación, ya que son “decisivas para la trayectoria de los investigadores”. Además ha recordado que, gracias a una beca, él pudo cambiar la docencia por la investigación activa.

Gracias a las ayudas a la investigación de la Fundación Atapuerca y de la Fundación Caja Rural Burgos, se están llevando a cabo investigaciones con caballos ibéricos que vivieron a finales del Pleistoceno y en distintos momentos culturales del Holoceno. Estos trabajos forman parte de la Tesis Doctoral titulada “Estudio de la domesticación del caballo (Equuscaballus) en la península ibérica a partir del análisis de ADN mitocondrial antiguo”, realizada por Jaime Lira Garrido y dirigida por el profesor Juan Luis Arsuaga, catedrático de Paleontología de la UCM y codirector de los yacimientos de Atapuerca. Algunos resultados, realmente sorprendentes, ya han visto la luz en publicaciones científicas de repercusión internacional.

En palabras del doctorando, Jaime Lira  “Si hay algo que caracteriza a la Historia reciente de la humanidad, es que no ha sido aburrida. Está repleta de episodios de alianzas, conquistas, imperios caídos, pasiones, traiciones, y conflictos bélicos y, hasta el siglo XX, todos estos sucesos ocurrieron a lomos de un caballo”.

Convenio

El caballo ha sido uno de los últimos animales en domesticarse y el que más preguntas ha levantado sobre el tempo y el modo en que este proceso tuvo lugar. Durante mucho tiempo se ha debatido la posibilidad de que los caballos de la península ibérica se hubieran domesticado de manera independiente a lo ocurrido en otras partes de Eurasia, algo que ofrecería especial singularidad a las poblaciones ibéricas. Esta repuesta se ha intentado conocer desde diferentes disciplinas y, desde hace unos años, los estudios con ADN moderno han aportado numerosas respuestas y generado además, múltiples interrogantes. Algunas de estas preguntas solamente se pueden abordar con el ADN de los caballos que vivieron en diferentes momentos de la Historia. El ADN antiguo es una llave para conocer la diversidad  genética de las poblaciones del pasado, pero recuperarlo de los fósiles no es tarea fácil.

Fundación Caja Rural ha mantenido sus vínculos con  Fundación Atapuerca con el objetivo de favorecer el impulso, formación y desarrollo de jóvenes investigadores vinculados a este importante proyecto”, señaló Sobremonte. En total, desde el inicio de esta colaboración en 2009, Fundación Caja Rural Burgos ha aportado más de 150.000 euros a este proyecto