Cajaviva

Logo ruralvía

 Español
Buscador
Mapa Web

Cajaviva Caja Rural apoya la inserción laboral de las personas con discapacidad de Las Merindades26/10/2018

Cajaviva Caja Rural firma un convenio de colaboración con ASAMIMER que servirá para llevar a cabo proyectos de fomento de inserción laboral y de formación entre las personas con discapacidad intelectual del entorno de Las Merindades.

Con este acuerdo la entidad aportará a la Asociación para Ayuda a Personas con Discapacidad de la Zona Norte de Burgos, un montante de 9.690 euros que destinado al desarrollo de diferentes programas de formación para la inserción laboral de las personas de la asociación, así como los desplazamientos de sus usuarios a sus Centros en Medina de Pomar y Villarcayo.

Con este acuerdo Cajaviva Caja Rural quiere poner de relieve su apoyo a un acceso normalizado de las personas con discapacidad, a un puesto de trabajo, algo que sigue siendo uno de los grandes retos. La participación y la cada vez mayor presencia de las personas con discapacidad intelectual en las empresas contribuye de manera eficaz a desterrar los tópicos que tradicionalmente se les atribuyen la este colectivo, resultando una manera sumamente eficaz de inclusión social. Como ha destacado Pedro García Romera, presidente de Cajaviva Caja Rural, los datos sobre discapacidad en el mundo son abrumadores. En la Unión Europea hay 80 millones de personas afectadas por algún tipo de discapacidad, en España el 21% de la población tiene algún grado de invalidez. ‘En Cajaviva creemos en las personas más allá de sus características, en la diversidad y en la inclusión y autonomía de todas las personas. Por ello a través de ASAMIMER queremos que sus asociados alcancen a través de la formación, la autosuficiencia e inserción en la sociedad’.

ASAMIMER lleva trabajando más de 35 años en Las Merindades y actualmente atiende a 50 personas. Ofrece servicios de centro de día y ocupacional, viviendas para las personas que lo necesiten y un programa de orientación, formación e inserción laboral. Con estos programas sus asociados, con ayuda de técnicos de la asociación, pueden trabajar dentro de la Asociación en labores de jardinería, recogida de aceite usado y manufactura para encontrar.

Nuria Ortiz, gerente de ASAMIMER, destacó la necesidad de este tipo de ayudas que facilitan la labor de asociaciones volcadas en la inclusión social de personas con discapacidad para poder llevar a cabo diferentes proyectos que en muchas ocasiones se encuentran con dificultades por encontrarse en el ámbito rural. En su caso, gracias en parte a la ayuda aportada por Cajaviva Caja Rural, podrán poner en marcha próximamente un proyecto de Km.0 con el que repartirán por diferentes localidades verduras y hortalizas puerta por puerta.